Antes de las tablas, ensayo y error

07 noviembre 2013
Esta semana he tenido  la suerte de visitar el ensayo de la chirigota de los Pollos. Fue un placer volver a compartir esos momentos de duro trabajo tras un año de espera. En general, a los asiduos al Gran Teatro, se les olvida el duro esfuerzo que las agrupaciones de carnaval deben hacer para llegar a las tablas y, como a cualquiera, a veces,  también me ocurre. Estas visitas me suelen poner los pies en el suelo y observar desde la barrera el monótono y constante capricho de los directores, que en su afán por superarse, apuran al máximo los recursos de su grupo. Los ensayos son otro mundo diferente al que estamos acostumbrados a ver. Es otro universo, otra dimensión que se alarga durante seis meses encerrados en un cuarto , quienes lo tengan, claro está.
  Durante este tiempo no existe público, no hay aplausos ni gritos de ánimos, no hay presentadores ni cortinas que se abren, no están los familiares para que te arropen, no existe ese jolgorio generalizado y mágico que nos envuelve y sobre todo, no sientes el cosquilleo que recorre tu cuerpo cuando estás frente al patio de butacas, con esa luz tenue que te impide vislumbrar quiénes son los receptores del repertorio que tan duramente te has currado; es puro ensayo y error constante, repetición tras repetición.
  Las noches se vuelven largas y aburridas, las risas se vuelven agrias y molestas y se debe sentir una gran admiración por esta fiesta para soportar y superar el cansancio al que este ritual te lleva en su primera etapa. Este preámbulo carnavalero es todo un afán de superación para los adeptos a esta fiesta de la alegría, una odisea que no todos los grupos llegan a superar. En estos menesteres, es donde sale a relucir la importancia del director, en este caso, Manuel Tirado o Pedro Vinagre, ambos coordinados,  para compactar los valores personales de cada integrante y  sacarles el máximo rendimiento, poniendo dichas capacidades al servicio grupal, tarea ingrata, a la par que desvalorada en este mundillo. Esta chirigota, perteneciente a la peña de ‘Los pollos’, resurgió hace unos años, logrando captar de nuevo la atención de los carnavaleros y colocándolos en el punto de mira, desde una perspectiva positiva.

Seguir Leyendo

Federico Pérez "El coronel" Carnaval de Huelva

0 comentarios:

Publicar un comentario

Utiliza bien el anonimato y respeta siempre a los demás, de lo contrario el comentario será eliminado

Archivo del blog


959228570

Asociación Arrabales

Asociación Arrabales
Rehabilitación de Toxicómanos

959 232447 -676490946

959 232447 -676490946
restauranteelacebuche@hotmail.com

Bajo licencia de

Licencia de Creative Commons
El coronel by