Disfrazar la verdad o afrontar la mentira, cuestíón de libertades

02 marzo 2012
Sólo es lluvia, un pelín  acida, pero lloverá mejor en el póximo pase
Hoy un compañero y amigo, en una de sus visitas rutinarias, me ha recriminado mi dura forma de expresarme. En parte, tiene toda la razón, pues a veces, uno tiende a decir lo que piensa, y olvida, que en dicha expresión va implícita otras personas. Sobre todo, porque cuando opinas sobre algo, ese algo parte de alguien y ese alguien tiene sentimientos, los cuales, no tienen porqué soportar mi impertinente forma de opinar. y hablo de opinar no de agredir, que lo mejor es decir lo que uno quiere escuchar y quitarte de enmidio.


En esta fiesta, parece que disfrazar la verdad, se ha convertido en todo un ritual de costumbre, del que nos estamos haciendo expertos.
La verdad ya no es relevante, no es importante, no es lo que prima en esta fiesta. Nos hemos ido censurando año tras año y da miedo expresar con libertad aquello que nos preocupa, nos disgusta o no estamos de acuerdo. No hablo de agresivos insultos, hablo de expresar realidades, verdades, aunque sean las nuestras, de sentimientos personales que resultan embarazosos para otros y para uno mismo.

En este juego estamos todos, desde autores, medios y carnavaleros en general, donde el valor de opinar, se ha convertido en un puro trámite, donde lo mejor es pasar rápido por esas cuestiones que nos implican personal y emocionalmente. Ese miedo, esa confrontación es la que nos hace perder toda credibilidad, donde una opinión queda enlatada y disfrazada, perdiéndose el respeto a uno mismo y por ende, a los demás.

Es normal que afecte una critica o que nos duela un comentario concreto, sea cierto o no. Creo, que por esta situación hemos pasado todos, algunos más que otros, pero de ello se aprende, se recapacita y por supuesto, se supera, creando diferentes rumbos a nuevas ideas y mejores desarrollos en el tema en cuestión. Evidentemente, porque ese feedback, te hace madurar y crecer, aprovechando las criticas para superarnos.

Cuando se disfraza, se miente o se manipula, creando una versión superior a lo veraz, no existe necesidad de cambio; uno piensa que es lo mejor, que está en la cumbre o que es el “Rey”, pero la realidad tarde o temprano llega, y afrontar la verdadera realidad requiere de un doble esfuerzo que no siempre se puede superar.

En la red, sobre esta fiesta, existen pocos espacios creíbles; ni este ni ningún otro se sustenta en la verdad, en una verdad pura, la mayoría están condicionados de una u otra, por relaciones, amistades o respeto, que condicionan las palabras y las formas. Yo mismo, soy de los que tengo ese sentimiento condicionado por conceptos preconcebidos y a veces, las dudas me asaltan como a cualquier vecino. Por supuesto, que deberé ir madurando, lógicamente y para eso debo afrontar y enfrentar mis propios sentimientos.

Hoy me ha surgido una duda, si para mí es más importante la verdad que la amistad o la amistad, está condicionada por dicha supuesta verdad. El problema, es que cuando este sentimiento te embarga, sólo tienes dos caminos… yo soy tan “gilípuertas”, que siempre elijo el más complicado. Pero alguien tiene que hacerlo.


Federico Pérez "El coronel" Carnaval de Huelva

4 comentarios:

  1. Anónimo dijo...
  2. fede, te entiendo pero no te comprendo, algo relativamente gordo te han dicho o te ha pasado para que hagas esta reflexion.un saludo.

  3. Ciudadano Onubense RESPONDER dijo...
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
  5. El Coronel RESPONDER dijo...
  6. Tú lo que me queires preguntar, es que es lo que me ha pasado para que escriba esta diarrea mental, jejeje
    Gracias por tu preocupación, no es el caso.
    Un saludo

  7. Martín dijo...
  8. aquí ya no dice la verdad ni el tato. tu mismo has disfrazado tanto has elevado a tanta gente que cuando ya no había por donde cogerlo se han caido y dudo que se puedan levanatar caso de (esto te lo quito, espero me entiendas)

    a veces es bueno motivar a la gente pero se debe ser cauto para evitar que la gente se suba tanto. ya te lo dije una vez (insisto, te borro este parte)

    pos nada me alegro que todos maduremos ahora solo queda que lo hagamos todos

Publicar un comentario

Utiliza bien el anonimato y respeta siempre a los demás, de lo contrario el comentario será eliminado

Archivo del blog


959228570

Asociación Arrabales

Asociación Arrabales
Rehabilitación de Toxicómanos

959 232447 -676490946

959 232447 -676490946
restauranteelacebuche@hotmail.com

Bajo licencia de

Licencia de Creative Commons
El coronel by